Depilación Tradicional

La cera remueve el vello indeseado cubriéndolo de tal modo que al retirarla se lleva consigo la raíz pilosa del mismo, consiguiendo así que el vello no vuelva a salir hasta pasadas dos semanas, ya que, en comparación con las cuchillas no es sólo cortar y que vuelva a crecer, si no que se tiene que volver a generar una nueva raíz, lo que conlleva más tiempo.

El método de la depilación a la cera es una muy buena opción para olvidarte del vello por más tiempo, y para aquellas personas que no puedan realizarse otros tratamientos, como el láser, ya sea por ser más costoso, o por contrainidicaciones médicas.

CERA CALIENTE DESECHABLE

La cera caliente es eficaz “ especialmente en zonas intimas delicadas, como ingles y axilas”. Garantiza una piel suave “sin irritacion” y el retardo del crecimiento del vello durante aproximadamente “2/3 semanas.”

Es recomendable hidratar muy bien la zona depilada tras el tratamiento para aliviar la piel y no perder elasticidad.

CERA FRÍA DESECHABLE

La cera fría “desechable” se aplica directamente “sobre la piel, con una espátula desechable, y se retira con bandas, también desechables”. Es recomendable en vello más bien largo, y en zonas donde éste crezca de manera homogénea como son las piernas