El programa de recuperación de la piel se divide en distintas fases, su objetivo es la puesta a punto de la piel tras estas semanas en las que hemos permanecido en casa durante el confinamiento. Es un protocolo donde combinamos distintas técnicas. La primera fase es la de recuperación; en la que aplicamos un protocolo de higiene profunda en la que realizamos una limpieza profunda y una nutrición extra de la piel. Posteriormente pasamos a una segunda fase la de la luminosidad en que los protocolos químicos exfoliantes son los protagonistas. Estos protocolos se adaptan a cada tipo de piel, haciendo especialmente hincapié en la sensibilidad de la piel de cada clienta. Por último llegamos a la tercera fase; el objetivo final es la recuperación de la pérdida de la densidad de la piel. Además procedemos a la recolocación del óvalo facial y al tratamiento de las arrugas mediante la técnica de luz pulsada fraccionada. En definitiva, un tratamiento holístico para la regeneración de la piel mediante estas técnicas que se complementan a la perfección: limpieza y nutrición; exfoliación química y por último el tratamiento con luz pulsada fraccionada. Si tras el confinamiento notas tu piel apagada y sin vida ahora es el momento de darle vida; en tres sesiones tu piel estará radiante y preparada para salir al exterior. Por supuesto que las medidas de higiene y limpieza son las habituales de Harmonie Centro de Estética, pero ahora además añadimos nuevos protocolos de seguridad. Consúltanos en qué fase está tu piel, nosotras determinaremos qué protocolo necesitas para la recuperación de la piel. Imagen: June O 

 

 

CONTACTA CON NOSOTRAS