El ayuno intermitente es una restricción alimentaria durante un tiempo específico que favorece el descanso de nuestro organismo y así mismo favorece la regeneración celular. En Harmonie Estética y Bienestar siempre hablamos de los pilares básicos de una piel en buen estado: tratamientos faciales y corporales, ejercicio físico aunque sea moderado, descanso, y una alimentación sana. El ayuno intermitente permite una recuperación más rápida de todos los procesos de nuestro organismo; y eso incluye a nuestra piel. El ayuno intermitente favorece el proceso de rejuvenecimiento de la dermis. Además reduce los marcadores de la inflamación, regula y acelera el metabolismo y además permite que los niveles de colesterol, grasas, triglicéridos y glucosa en sangre se mantengan en los niveles adecuados.

Además provocan un equilibrio en nuestro organismo que favorece la eliminación del estrés y de la ansiedad. Incluso cuando de realiza un plan de pérdida de peso la masa muscular no disminuye. Y por último; y no por ello menos importante nos hace ser conscientes de la relación que tenemos con la comida, valorando todos los aspectos relacionados con la alimentación. El ayuno intermitente 16/8 es el más fácil de llevar, por supuesto cada persona es un mundo y el ayuno debe adaptarse a su forma de vida, a su actividad profesional, a su filosofía de vida, y al tipo de trabajo que realiza. Es importante observar el modo en que se come para elegir el horario de ayuno que mejor se adapta a cada persona. Es una dieta que se adapta a tu vida y no al revés, y esa es una de las claves por las que esta dieta funciona. Otra de las ventajas del ayuno intermitente es que te hace más consciente de tu alimentación y evita que en el momento en el que puedes comer te lances a comer con voracidad. ¿Hablamos del ayuno intermitente y de sus ventajas para la piel? Imagen: Brooke Lark 

 

SUSCRÍBETE EN NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN

CÓDIGO PARA ENVÍO GRATUITO EN LA PRIMERA COMPRA.