Después del invierno, debemos prestar especial atención a los cuidados de la piel con el objetivo de prepararla para la primavera. La hemos estado cuidando durante la época más fría para evitar que sufriera, es hora de mantener los tratamientos. Si te preguntas cómo cuidar la piel en esta época del año, descubre 7 consejos infalibles para conseguirlo.

1. Hidratación, base de los cuidados diarios de la piel

La hidratación es clave a la hora de cuidar nuestra piel. Sobre todo, la de nuestro rostro. Por ello, hay que tener algunos aspectos en cuenta.

Cremas hidratantes, de día y de noche

La crema de día debe tener un protector solar que nos ayude a proteger la piel del sol. La de noche tendrá más nutrientes que ayuden la ayuden a regenerarse.

La importancia de la hidratación de los labios

En el proceso de hidratación no podemos olvidarnos de los labios. Siempre que sea necesario, aplica una crema regeneradora y, por supuesto, también puedes exfoliarlos una vez a la semana.

2. Mejor en centros de estética profesionales

Cuanto optamos por cuidar nuestra piel, es muy recomendable hacerlo en un centro profesional. De esta forma, los tratamientos serán más profundos y duraderos que haciéndolo en casa.

Haz limpiezas faciales con regularidad

Lo ideal para mantener un cuidado firme es hacer limpiezas faciales de forma regular. Como mínimo, debemos someternos al tratamiento una vez al mes.

3. Partes del rostro que necesitan cuidados diarios

Algunas partes de nuestro rostro, como los ojos o labios, son más sensibles. Necesitan cuidados diarios que, además, garanticen su protección contra factores externos. Si te preguntas cómo cuidar la piel de la cara, hay que comenzar prestando atención a estas partes y dedicarles algo más de tiempo, nutriéndolas e hidratándolas con productos adecuados.

4. Atención al contorno de ojos

Dentro de esas partes clave, una de las más sensibles es el contorno de los ojos. Para limpiarla —al ser más fina— hay que elegir una rutina específica acompañada de productos adecuados para la misma.

5. Limpieza suave diaria

En casa es recomendable hacer una limpieza suave cada día. El momento oportuno es después de desmaquillarnos, para que nuestra piel respire. Sin embargo, lo ideal es hacerla también por la mañana, para agregarle una dosis de vitalidad.

La importancia de optar por comidas sanas

Si nos preocupamos por el cuidado de la piel, debemos tener en cuenta optar siempre por comidas sanas. Los alimentos llenos de grasas saturadas no nos hacen ningún favor. En cambio, con una dieta rica en frutas y verduras, nuestra piel se iluminará.

6. Exfoliación, una pieza importante

Una vez a la semana. Apunta esto en el calendario y comienza a realizar una exfoliación semanal de la piel de tu rostro para arrastrar esas pieles muertas. Al cabo de un mes, verás los resultados.

7. Protege tu piel del sol

Por último, y no menos importante, debemos proteger la piel del rostro de los rayos solares. Para hacerlo, es bueno elegir una crema hidratante con protección solar, así como un maquillaje específico.

En definitiva, son muchos los cuidados de la piel que podemos llevar a cabo para no estropearla. Lo importante es realizar una rutina de belleza y, al menos una vez al mes, acudir a un centro profesional donde realizarnos tratamientos específicos y nos asesoren.

CONTACTA CON NOSOTRAS